Lemon pie

El Lemon Pie es una tarta con base de masa quebrada, llamada también masa brisa, con una crema de limón y cubierta por una capa de merengue.

Se dice que es de origen británico, y tiene origen en el siglo XVI cuando la reina Elisabeth la servía a sus invitados. Más tarde llego a EE.UU convirtiéndose en un clásico estadounidense.


Ingredientes
1 lámina de masa quebrada o brisa
para la crema de limón
120 gr de azúcar
la piel de un limón, sólo la parte blanca
350 gr de agua
150 gr de zumo de limón
4 yemas de huevo (unos 60 o 70 gr)
50 gr de maicena

para el merengue suizo
4 claras de huevo
200 gr de azúcar
1 pellizco de sal
unas gotas de zumo de limón


Preparación con Thermomix

Ponemos el azúcar junto con la piel de limón en el vaso, pulverizamos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10. Bajamos los restos de las paredes con la ayuda de una espátula.

Añadimos el agua, el zumo de limón, previamente colado, las yemas de huevo, la maicena, mezclamos 5 segundos, velocidad 4.

Programamos 6 minutos, temperatura 100º, velocidad 4.

Retiramos del vaso, la vertemos en un bol y dejamos enfriar. Para que no se forme una costra cubrimos tocando la crema con film de cocina.

Precalentamos el horno a 180º.

Engrasamos el molde que vayamos a utilizar, cubrimos con la masa brisa, presionando bien las paredes, pinchamos con la ayuda de un tenedor la base, para que no crezca durante la cocción.

Tapamos con papel de aluminio, y ponemos algo de peso, como garbanzos sobre la superficie para evitar que suba la masa.

Horneamos durante 15 minutos a 180º. Retiramos del horno, quitamos los garbanzos y el papel de aluminio con cuidado y volvemos a hornear durante 5 minutos a 180º.

Dejamos enfriar la masa.

Volcamos la crema de limón con cuidado sobre la masa ya horneada y dejamos en el frigorífico unos minutos para que tome consistencia.

Mientras lavamos el vaso y secamos muy bien.

Colocamos la mariposa en las cuchillas, ponemos las claras de huevo, el azúcar, el pellizco de sal y las gotas de limón, programamos 4 minutos, 50º de temperatura, velocidad 4. Pasado este tiempo programamos nuevamente 4 minutos, velocidad 4.

Con la ayuda de una cuchara vamos dejando caer el merengue sobre la crema de limón, formando picos.

Gratinamos unos minutos, hasta que este doradita, cuidado de no quemarla, el merengue podría amargar.

Dejamos enfriar unos minutos y servimos.

Esta tarta es mejor comerla en el día, ya que el merengue con el reposo va perdiendo agua y humedece la tarta.



La receta la vi en el libro de la Thermomix Repostería y Pastelería.