Canelones de espinacas con piñones y queso mató

Días de celebraciones y reuniones, nuestras mesas estarán repletas de platos ricos, pero quizás tienes entre los invitados algún vegetariano o simplemente eres de los que has reducido el consumo de carne.

Ingredientes
para 18 canelones
una caja de placas de canelones
relleno
50 gr de aceite de oliva virgen extra
3 dientes de ajo pelados
500 gr de espinacas frescas baby
50 gr de piñones
30 gr de pasas
100 gr de queso mató o requesón
sal
bechamel
10 gr de aceite de oliva virgen extra
25 gr de mantequilla
50 gr de harina de trigo
470 gr de leche entera
sal
pimienta
nuez moscada recién molida
para el acabado
queso parmesano rallado


Preparación con Thermomix

Preparamos las placas como tengamos costumbre o hervidas o en remojo, las dejamos sobre un trapo limpio de cocina.

Tostamos los piñones en una sartén y reservamos.

Ponemos el vaso el aceite de oliva virgen extra, ponemos en marcha  5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 3 1/2, por el bocal tiramos los ajos para que queden picaditos.

Añadimos la mitad de las espinacas, los piñones , las pasas y la sal, programamos 6 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara, pasados 2 minutos, paramos la thermomix y añadimos el resto de las espinacas, mezclamos y terminamos la cocción.

Añadimos el queso troceado y mezclamos con la espátula.

Dejamos sobre un colador para que escurran el agua.

Mientras preparamos la bechamel.

Ponemos la mantequilla junto con el aceite y calentamos 2 minutos, temperatura 37º, velocidad 2.

Repartimos la harina alrededor de las cuchillas y programamos 2 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.

Vertemos la leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada, mezclamos 5 segundos, velocidad 7.

Programamos 7 minutos, temperatura 100º, velocidad 4.

Mientras precalentamos el horno a 200º.

Engrasamos una fuente apta para horno con mantequilla.


Rellenamos los canelones con la mezcla de espinacas, enrollamos y vamos depositando los canelones en la bandeja.

Cuando estén todos los canelones, extendemos la bechamel por encima, espolvoreamos queso parmesano rallado y gratinamos hasta que estén dorados.



El plato es de Ohgar, de la colección Jacobean de Churchill y el bajo plato de la colección Oro viejo. Receta de Mi gran Diversión.